lunes, 30 de marzo de 2009

Increible

Pues si, realmente increible, impresionante lo visto ayer.
Todo empezó en diciembre del año pasado, cuando compre entradas para ir a Bilbao para ver el Circo del Sol, con el espeectáculo Varekai.
Por fin, ayer llegó el gran momento, ya tenia mogollón de ganas.
Pues nada, viaje a Bilbo, unos pintxitos y zuritos, y por la noche al circo.
Ya antes de entrar te quedas asombrado de todo lo que hay montado. El ver la gran carpa , con un aforo de 2600 personas, yluego ya el entrar. La primera parte a la que se entra ya te da a imaginar la grandeza don de estas. Un hall con todo lo que necesies. Si quieres beber, comer o compra cualquier recuerdo, ahi lo tendras.
Pero sin duda, lo mejor es el espectáculo. Ya desde el comienzo te ves envuelto en la magia que rodea todo esto. Los trajes, el decorado, el montaje...... Y todo empieza...... Movimientos imposibles, saltos increibles, contorsiones inimaginables, vuelos por encima del escenario, y como no, ¿que sería un circo sin "payasos"? Muy graciosos.
2 horas que te pasas con la boca abierta viendo este gran espectáculo, notando como la magia te llena y sales del espectáculo sabiendo que has sido partícicpe de algo espectacular, el poder decir "yo he visto el circo del sol".
Increible

domingo, 3 de agosto de 2008

En bicicleta

¿Qué ventajas se pueden sacar de hacer los recorridos habituales andando o en bici?

Pues no sé, quizás los más fáciles de suponer sean hacer deporte y el no gastar gasolina...

Siempre recomiendan andar lo más posible, hacer ejercicio cuando te sea posible (subiendo las escaleras, yendo a comprar andando, etc etc), y quizás el ir al trabajo andando o en bici sea un buen momento de hacer deporte para ayudar un poco al cuerpo.
Pero no solo ayudas al cuerpo, también al bolsillo, ahorrando bastante pasta en gasolina, que aunque sea pequeños recorridos, poquito a poquito se va gastando el depósito, y en poco tiempo has amortizado lo que te haya costado la bici (a no ser que te compres el recopón de bicicleta)

¿Y el no tener atascos? Eso también, ya sabes, el día que más prisas tengas porque llegas tarde, si vas en coche vas a pillar atasco, y quizás en bici te sea más fácil evitarlos, y poder continuar tu trayecto al curro o donde sea sin prisas ni ponerte nervioso (ves, aquí evitas el ataque al corazón por stress...)

¿Y si te digo que tampoco contaminas? ¿Qué no vas echando al mundo productos tóxicos como si fueras en el coche? Bueno, también es una ventaja ahora que está tan en boga el cambio climático, siempre te quedará la conciencia más tranquila sabiendo que estás destrozando un poquito menos el mundo que dejarás a tus nietos (aunque luego lo contrarrestes de otra forma mucho peor)

Con estas ideas parece buena idea el realizar trayectos cortos andando o en bici, ¿no?, ayudas al mundo, te ayudas a ti en salud y ahorro... joer, todo son ventajas chavalín!!!!

Pues bueno, con estas intenciones me he comprado una bici para ir al curro mientras el tiempo lo permita, a ver si de verdad sirve para algo de lo comentado.

jueves, 31 de julio de 2008

Canto de esperanza de los comuneros

Para todos los que creemos en los derechos y libertades del pueblo castellano, detrás nuestro llevamos más de 1.200 años de historia.

Mil quinientos veintiuno,
y en Abril para más señas,
en Villalar ajustician
a quienes justicia pidieran,
en Villalar ajustician
a quienes justicia pidieran.

Malditos todos aquellos
que firmaron la sentencia,
malditos todos aquellos
los que ajusticiar quisieran
al que luchó por el pueblo
y perdió tan justa guerra.

Desde entonces ya Castilla
no se ha vuelto a levantar,
en manos de rey bastardo
o de regente falaz,
siempre añorando una Junta
o esperando un capitán. (2)

Quién sabe si las cigüeñas
han de volver por San Blas,
si las heladas de Marzo
los brotes se han de llevar,
si las llamas comuneras
otra vez crepitarán.

Cuanto más vieja la yesca
más fácil se prenderá,
cuanto más vieja la yesca
y más duro el pedernal,
si los pinares ardieron
aún nos queda el encinar



Si te ha interesado, no lo dudes más,
www.tierracomunera.org
video

El secreto del pirata

Pasan las luces de neón a través de mis ojos y no consigo ver nada, no puedo adivinar hacia dónde va la noche, ni yo ni nadie, nadie lo sabe.
Sólo te busco, te busco en todas las mujeres que la atraviesan, te veo en cada espalda, detrás de todos lo cabellos negros, escucho, desde el coche, tu inabarcable sonrisa, pero ya no estás. Tiene razón Batista, debo volver al trabajo, tengo que olvidarte, pero no puedo, es imposible.
Hace ya dos años y todo permanece en mi mente igual, sigo empelotado en tus besos salvajes, confundido eternamente, con el estómago inquieto, basqueando por todos los rincones de mi vida. Y es que lo peor de la infelicidad es haber sido feliz...
La noche ya sólo es locura y yo me sigo sintiendo un advenedizo del corazón, un desterrado de la magia, el más fracasado de los hombres. Y continuo soportando, como siempre desde que me dejaste, aguijonazos del corazón, latigazos en los recuerdos. Sigo sintiendo cómo tus afiladas uñas se clavan en mi espalda, sigo viendo las veinticuatro horas del día tu culo increíble, inexplicable, octava maravilla. En realidad, creo que ya he muerto porque sin ti nada tiene sentido.
Es como la historia de los dos siameses. Dos hermanos mellizos unidos por el tronco que, durante años, fueron la atracción de un gran circo.
Pasó el tiempo y cierto día, al despertarse, uno de ellos comprobó, aterrorizado, que su hermano había dejado de respirar. Se dio cuenta, en ese mismo instante, que parte de su cuerpo había muerto y comprendió que, en unas horas, se iría por completo. Durante unos minutos, un pánico atroz le invadió. Sabía que no podría vivir sin la otra parte de su yo.
Horas después un empleado del circo encontró a los hermanos siameses muertos. Días mas tarde supieron que uno había muerto a causa de un derrame cerebral mientras que el otro había muerto, antes de que se precipitaran los acontecimientos, por simple pánico.
Y así me siento desde que te fuiste, como el siamés que sabe que va a morir, que su vida no tiene ningún valor sin su otra mitad.
¿Y qué hago yo aquí? ¿Porqué miro la tarjeta que me ha dado Batista? Zoé Latorre... ¿Qué mierda me importa lo que ocurra en su casa? Lo único que tengo claro es que no te tengo, que nunca te tuve. sin embargo, siempre pienso lo mismo... ¿Qué lamentare de viejo? Te lamentaré a ti.
El secreto del pirata
Vicente Álvarez